25 de Septiembre / 2019

Vendimia y bodegas en la Ribera del Duero

por

Compartir

Valora este artículo

El calendario deja atrás septiembre. Bienvenida, vendimia. Te estábamos esperando.

Los vecinos de los más de 100 municipios de la Ribera del Duero y las más de 300 bodegas acogidas a esta denominación de origen se preparan para recibir la vendimia 2019.

La historia de la Ribera del Duero ha ido paralela a la unión de la viña y el vino, al fruto de unas cepas que marcan su paisaje, la personalidad de sus gentes y su cultura.

La primera referencia vinícola de la zona la encontramos en el yacimiento vacceo de Pintia, en el término de Padilla de Duero, pedanía de Peñafiel, donde se identificó la presencia de residuos de vino, que confirma que ya entonces se conocía y se consumía, al menos en cantidades suficientemente significativas. Otra pista nos la da un mosaico romano descubierto en Baños de Valdearados con alegorías a Baco "Dios del vino".

La variedad de uva más característica es la denominada "tinta del país", conocida en el mundo del vino como Tempranillo, la cual constituye más del 90% de la producción. 

               

 

Para aquellos que no quieran perderse ningún detalle de esta época de recogida de uva, así como para los amantes del turismo enológico son muchas las posibilidades que brinda la zona.

Encontramos cada vez más bodegas elaboradoras modernas que además de ofrecer visitas, catas y degustaciones enfocadas al enoturismo, realizan otro tipo de actividades originales vinculadas a la vendimia para hacer más atractiva la visita a todo aquel que se acerque. (Bodegas Martín Berdudo, Bodegas ProtosBodegas Prado de Olmedo, Bodegas Ferratus, Bodegas Portia, Bodega Pagos del Rey, Bodegas El Lagar de Isilla, Bodega Viña Mambrilla, Bodegas Arzuaga Navarro, Bodega Dehesa de los Canónigos, Legaris, Finca Torremilanos, Bodega La Milagrosa, Bodegas Dominio de Cair, Bodegas Valdubón, Bodegas Pradorey...). 

Nos trasladamos a Sotillo de la Ribera, muy cerca de Aranda de Duero, ya que en esta zona existe gran cantidad de bodegas centenarias y en concreto, nos acercamos a la Bodega Ismael Arroyo. Posee la producción de vino en el exterior, usando técnicas modernas como la mayoría de las bodegas actuales. Pero la crianza de sus caldos se realiza según los métodos tradicionales en una cueva excavada en la montaña. Este trato permite a sus crianzas y reservas de la D.O. Ribera del Duero estar entre los grandes vinos de la zona.                                                                 

                          

Otro de los atractivos turísticos que podemos encontrar son las bodegas subterráneas antiguas puesto que en casi todos los municipios ribereños existe alguna. Pertenecen a propietarios particulares, las cuales eran utilizadas para elaborar y conservar su propio vino. En la actualidad, la mayoría se utiliza como merenderos a los que acuden las familias o grupos de amigos los fines de semana o días festivos.

Hay una localidad como es Moradillo de Roa, en la cual gracias a la implicación de voluntarios y vecinos han promocionado un barrio de bodegas subterráneas conocido como "El Cotarro". Con este proyecto el pequeño municipio burgalés ha decidido dar un salto a la profesionalización de un recurso enoturístico con el que esperan poder mantener su patrimonio etnográfico.  

            

Tras haber recibido información de lo que te ofrece nuestra querida Ribera del Duero, solo queda que te animes a visitarla si no lo has hecho ya. Te sorprenderá y descubrirás un mundo de posibilidades, que no te dejará indiferente.                  

                                                            

   

 

 

 

 

 

 

            

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.